sábado, 9 de abril de 2011

QUICHE DE RICOTTA

Lo estupendo de la ricotta es que se adapta a lo salado y a lo dulce. En este caso; salado. Para cualquier comida, cena, merienda y cena de verano. Pero...¿ y después de una buena sopa en invierno? excelente




Masa:

350 gr. de harina

170 gr. de mantequilla blanda

1 cuchara (café) de sal

1 huevo

3 cucharas de agua


Relleno

300 gr. de queso tipo ricotta o requesón seco

3 huevos

1/2 cuchara (café) de sal

100 gr. de queso tipo provolone

100 gr. de queso asiago

200 gr. de salami

1 yema (para pintar)

Pimienta, perejil y mejorana


Masa:

Tamizar la harina en un bol y hacer un hueco en el centro, juntar la mantequilla, la sal, el huevo y el agua. Amasar juntando de dentro a fuera la harina y dejar reposar la masa en el frigorífico durante 2-3 horas.

Precalentar el horno a 200ºC.

Cortar de la masa, dos tercios aproximadamente, estirar sobre una mesa enharinada y formar un disco fino de 25 cm. de diámetro. Revestir un molde circular ligeramente engrasado y presionar muy bien el borde, cortar la masa que sobre. Pinchar con un tenedor y extender el relleno.

Extender la masa sobrante para la tapa. Pintar los bordes con la yema y colocar sobre el relleno. Presionar muy bien los bordes, hacer un agujero en el centro para ayudar a que salga el vapor.

Pintar la superficie y meter en el horno 45-50 minutos.


Relleno:

Mezclar la ricotta bien escurrida y añadir los huevos uno a uno. Sazonar con sal, pimienta y mejorana. Juntar el provolone, el asiago y el salamí picados.



No hay comentarios: